Tu navegador no soporta JavaScript!

¿Cómo bajarle al Recibo de Luz? Conviértete en todo un profesional del ahorro

Tu Recibo de Luz es un reflejo de que tan despreocupado puedes ser con tu dinero. Sigue estos consejos y ¡reconcíliate ya con tus ahorros!

Cuando creces llega un momento de tu vida donde seguramente te vas a preguntar: ¿Cómo bajarle al Recibo de Luz? ¿Por qué el recibo de la luz llegó tan costoso? Tenemos que decirte una cruda verdad: te has convertido en todo un adulto… un aburrido y viejo adulto. No, no es cierto, puede ser un adulto cool y lleno de energía, pero aun así no te librarás de pagar la luz y odiar un poquito tener que hacerlo.

Ante esto, queremos darte unos consejitos tan cool como tú, que seguro te van a servir para que no te quedes en bancarrota al momento de pagar tu recibo de luz.  

En refrigerador cerrado no entran moscas (kilowatts)

¿Recuerdas cuando tu mamá te decía que cerraras el refri? No creas que era para guardar el calor dentro de la casa. Si no lo sabías, el refrigerador es el electrodoméstico que más gasta electricidad. Por cada $56 que lleguen de tu recibo de luz, $5 pesos provienen de tu refri. Por eso, es importante que tengas en cuenta los siguiente puntos que nos comparte la CFE:

●  Ajusta la temperatura en los números 2 y 3 ó 4 y 5 si vives en climas cálidos

●  Evita guardar alimentos calientes, ya que sobrecargas el refrigerador generando un mayor gasto de energía

●  Verifica que el refrigerador se encuentre a una distancia de al menos 10 cm de la pared para que tenga buena ventilación

●  Ubica el refrigerador lejos de fuentes de calor o directamente al sol.

Con sólo estos 4 pasos para reducir la energía generada en tu refri percibirás un alivio en tu bolsillo.

Quita las colas de tu pared para bajarle al Recibo de Luz

Créenos cuando te decimos que las paredes de tu casa se sienten igual con y sin cola. El que debería sentirse angustiado eres tú. Dejar los cables conectados de tu celular, tablet, consola e incluso el televisor y el microondas cuando no los estás utilizando, no es un pecado ¡es un sacrilegio! Al dejar conectados los cables y algunos electrodomésticos, estos van a continuar generando energía. Independientemente que la uses o no, te la van a cobrar en el recibo de luz. Así que, pon en práctica la “desconectation” y dale a tu ahorro un motivo más para sentirse orgulloso de ti.

Vuélvete todo un supervisor

No estamos diciendo que vayas a ser el próximo caso de “ tacaños extremos” pero… en estos tiempos de pandemia más vale contar con un ahorro que te respalde ante cualquier situación. Entonces, si ves un foco prendido que nadie está utilizando, apágalo; trata de comprar aparatos eléctricos que cuenten con certificado de ahorro energético; reemplaza las bombillas de luz incandescente por bombillas ahorradoras o LEDs. ¡Inténtalo!

Reduce el número de lavadas

Sabemos muy bien que una ropa suavecita y oliendo a lavanda o brisa de mar es el sueño realizado de todos los millenials, sin embargo, y teniendo en cuenta la época de pandemia donde no sales mucho a la calle; intenta acomodar los días de lavado para utilizar tu lavadora sólo una vez cada cierto tiempo y no cada semana.

Pon en práctica estos consejos y en caso de que ya los practiques, comparte esta información con algún amigo que lo necesite urgentemente. ¡Amistad es amigo!

Te invitamos a seguir formando nuevos hábitos para reconciliarte con tu ahorro a través de nuestro blog.    

Close Bitnami banner
Bitnami