Tu navegador no soporta JavaScript!

¿Qué es el impuesto digital en México y cómo se aplica?

El nuevo impuesto digital que entró en vigor en México a mediados de este año ha modificado los costos de los servicios digitales ¡Conoce más sobre el tema!

El primero de junio del 2020 entró en vigor el impuesto digital que establece el cobro del IVA e ISR a las plataformas digitales que vendan bienes u ofrezcan servicios a través de Internet. Esto ha impactado el costo de algunos servicios digitales como Uber, Netflix, Amazon o Airbnb. A continuación, te explicamos qué es y cómo se aplica este impuesto. 

¿En qué consiste el impuesto digital?

A finales del 2019, en México se aprobó el nuevo Paquete Económico 2020, el cual contiene reformas a las leyes para el cobro de impuestos a empresas que prestan servicios o venden productos de manera digital en el país. 

Por una parte, el Congreso de México aprobó la iniciativa para modificar la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) con una sección denominada “de los ingresos por la enajenación de bienes o la prestación de servicios a través de Internet, mediante plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas y similares”. 

Por otro lado, el Senado de la República aceptó otra modificación para la Ley del Impuesto Agregado (IVA) la cual consiste en cobrar el 16% del IVA por la prestación de este tipo de servicios digitales. 

Aunque el tema no es nuevo dentro de las políticas nacionales, las iniciativas se propusieron con el fin de equilibrar el mercado mexicano con la competencia extranjera. Esto quiere decir que, a partir del 1 de junio del año en curso, las plataformas tecnológicas tienen responsabilidades tributarias, o sea que deben pagar impuestos en nuestro país. 

¿Cómo se aplica?

El cobro del impuesto digital se hará conforme a la disposición y naturaleza de los bienes y servicios que se ofrezcan. Esto quiere decir que no todas las empresas tendrán las mismas obligaciones.

La aplicación del nuevo impuesto digital se puede desglosar de la siguiente manera:

  • Transacciones de compra: cobro de IVA del 16%
  • Transporte y envío de bienes: retención de ISR del 2% al 8%
  • Servicio de hospedaje: retención de ISR del 2% al 10% 
  • Enajenación de bienes y prestación de servicios: ISR del 0.4% al 5.4%

¿Qué pasa con la facturación?

Por último, dentro de las reformas también se exige a las empresas emitir facturas electrónicas para que los consumidores puedan integrarlas dentro de su declaración. Por ello, si eres cliente de alguno de estos servicios digitales, deberás estar pendiente sobre los costos o modificaciones a los cobros y solicitar tu factura. 

Asimismo, si obtienes ingresos por medio de este tipo de plataformas estás obligado a emitir facturas. Para ello, en el país contamos con diferentes opciones para generar facturas electrónicas, entre ellas está el Servicio gratuito de generación de Factura Electrónica (CFDI) proporcionado por el SAT.  

¿Te gustó esta nota? Visita nuestro blog para consultar más información como ésta.

Close Bitnami banner
Bitnami