Tu navegador no soporta JavaScript!

¿Sabes qué es el CVV de la tarjeta de crédito o débito y para qué sirve?

Te has preguntado alguna vez ¿cuál es el objetivo principal que cumplen los números de atrás de tu tarjeta? ¡Déjanos contártelo!

Seguramente cuando has tenido que sacar una tarjeta del banco de tu preferencia, ya sea de crédito ó débito. Seguramente has notado que ésta, además de traer un número largo al frente o atrás, también cuenta (por lo general) con tres números más en el reverso. Por otro lado, puede que lo hayas notado hasta el momento de querer comprar algo por internet, ya que es obligatorio ingresar estos números antes de realizar cualquier pago.

La verdad es que el CVV, por sus siglas en inglés de Card Verification Value, es un código de verificación bancaria para comprobar que la persona que la esté utilizando en el momento, se encuentre presente y tenga la tarjeta en su poder.

Este código es indispensable para realizar alguna compra por internet, además del número de tu tarjeta, nombre de titular y vigencia del plástico. Básicamente, este número se solicita para evitar cualquier tipo de mal uso o fraudes que puedan afectar tus ahorros o tu dinero.  

¿Qué es y dónde está el CVV?

Por lo general, el CVV se compone de tres números que puedes encontrar en la parte trasera de tu tarjeta débito o crédito. Existen algunas excepciones, en donde tienen el CVV en la parte delantera, justo al lado del número de la tarjeta. Así como algunas tarjetas digitales que te permiten cambiar este número cada vez que realizas una compra con la finalidad de evitar la clonación de datos. Pero su intención es la misma, brindarte la mayor seguridad posible cuando la estés utilizando.

Recuerda también, realizar compras seguras por internet, muchas veces caemos en la tentación de dejarnos llevar por lo que parece una buena oferta sin saber si las páginas que estamos visitando son seguras.

Por esto te recomendamos que antes de ingresar tus datos bancarios, consultes si la página cumple con los requisitos de legalidad. Entre ellos, contar con verificación aprobada o un candado que lo compruebe y si te da confianza realiza la operación. También es preciso informarte que el CVV es sólo tuyo, entonces, evita compartirlo por correo electrónico u otro medio o a cualquier desconocido y cuida mucho que no salga en las fotografías que llegues a compartir de tu tarjeta, incluso a personas de confianza. Entre mayores sean los cuidados que tengamos con nuestra información y nuestros datos, mejor será la experiencia de utilizar nuestras tarjetas para realizar compras online. ¿Quieres encontrar información interesante sobre finanzas, economía y educación financiera? ¡Visita nuestro blog!   

Close Bitnami banner
Bitnami