Tu navegador no soporta JavaScript!

Ualá te cuenta cómo puedes fijar tus objetivos financieros

La estrategia que utilices para fijar tus objetivos financieros, determinará si estás in o out ¡Calma! Déjanos explicártelo muy despacito como la canción.

¿Te preguntaste alguna vez cómo podías fijar tus objetivos financieros?

La época en la que tus padres te administraban el gasto o te daban algo de dinero para ir al cine o comprarte el último videojuego ya pasaron. No hagas cara de consentid@ y mejor ponle atención a estas palabras sabías.

Primero déjanos preguntarte… ¿Sabes cómo es eso de los objetivos financieros? Si tu respuesta es parecida a: “lo entiendo, pero no sé cómo explicarlo”… Creemos que es hora de tomar nota.

Cuando comienzas a administrar tu propio dinero, te vas dando cuenta de la importancia de generar un presupuesto que te ayude a conseguir ese auto de tus sueños, tu casa nueva, el viaje que tanto anhelas y más. Entonces, si lo que quieres es fijar tus objetivos financieros, debes empezar a definir cuánto vas a gastar y cuánto vas a ahorrar en un determinado tiempo dependiendo de los objetivos que te pusiste. 

Nunca los veas como una obligación, ¿o es que acaso tener el último modelo del celular que quieres no te haría feliz? Para eso es que fijas tus objetivos financieros, y si los cumples, el sentimiento de haberlo logrado es lo mejor.

Recuerda que los objetivos financieros los logras si en verdad te esfuerzas, pues de los sueños a los objetivos existe una gran diferencia. No es lo mismo soñar con ir a broncearte a Punta Cana que plantearte ahorrar un determinado monto mensual con fecha fija para tu viaje al paraíso caribeño.

Estamos seguros de que ya vas entendiendo cómo es todo este asunto ¿no es así? Sin embargo, y sólo porque queremos que te vuelvas bueno fijando tus objetivos, te vamos a dejar una técnica súper fácil para que empieces hoy mismo.

Técnica S.M.A.R.T para fijar tus objetivos financieros

Objetivos específicos

Debes tener tus objetivos claros. De esta forma te motivarás mucho más para conseguirlos. Trata de enumerarlos y que cada objetivo pueda ser descrito en una sola oración. Por ejemplo, ‘Cambiar de auto por un modelo más reciente’ o ‘Ir de vacaciones a Cancún en diciembre’. ¡Inténtalo y sabrás de lo que hablamos!

Objetivos medibles

Para cumplir tus objetivos debes hacer un plan para alcanzarlos. Y ese plan debe ser alcanzable y se deriva de tu presupuesto mensual. Es decir, si tu objetivo es comprarte la última consola de videojuegos, ¿cuánto dinero debes (y puedes) ahorrar en un determinado tiempo para conseguirla sin afectar tus otros gastos fijos. (Falta ?)

Objetivos alcanzables

Muchas veces queremos las cosas rápido, pero no te dejes llevar por las ansias, ¡toma un respiro y cuenta hasta diez! Debes ser realista con el tiempo y tu dinero. Si son objetivos muy grandes tal vez en corto tiempo no va a ser posible que los cumplas.

Objetivos relevantes

Asegúrate de que los objetivos que te planteaste sean realmente importantes para ti, ¿de qué vale hacer todo un plan financiero para algo que no vas a disfrutar o que realmente no vale la pena? Si tu objetivo no es algo importante, a mitad de camino estarás abandonando la misión y tu subconsciente puede acostumbrarse a no cumplir los retos para alcanzar objetivos financieros. 

Objetivos temporales

¡Con este ya terminamos! Ojo al confundir tus objetivos con las metas. Éstas siempre se planean a largo plazo, mientras que tus objetivos son a corto plazo. Así tendrás claro los tiempos para ahorrar y fijar los objetivos financieros que te van a cambiar la vida.

Como ves, fijar tus objetivos financieros no es nada difícil siempre y cuando lo quieras hacer.

Te invitamos a leer nuestro contenido a través del blog de educación financiera más cool de todo México.  

Close Bitnami banner
Bitnami