Tu navegador no soporta JavaScript!

Todo lo que siempre quisiste saber sobre finanzas personales

Si todavía te cuesta trabajo administrar tus finanzas personales y no sabes por qué ¡No te preocupes! Llegó el momento para resolver esas dudas que no te dejan dormir.

¿Cuándo dejaste de depender de tus padres? Si nomás no te salen las cuentas, no pasa nada, Es hora de aprender sobre fiananzas personales.
De hecho, no hay un momento exacto. Comúnmente nuestra independencia inicia en la adolescencia cuando comenzamos a realizar algunas actividades por nuestra cuenta. 

Tomar el transporte, salir con los amigos al cine o comprar comida fuera de casa, son actividades que ya involucran el uso de ciertas capacidades para manejar nuestras finanzas personales. 

Pero si desafortunadamente viviste alejado de la mano de Dios y nadie te dijo cómo funciona el dinero, cómo controlar tus gastos, o cómo apostar en las Vegas sin perder la dignidad ¡Estás de suerte!

Aquí te daremos lo básico de las finanzas para que nadie te venga a contar que a Chuchita la bolsearon.

El ABC de las finanzas personales

Comencemos por el principio ¡Ya me pagaron! ¿Y ahora qué hago? – ¿Cómo funciona el dinero en mi vida? – ¿Quién soy? – ¿A dónde voy? ¡Ay dios!

Ingresos, gastos y presupuesto

Cuando hablamos de ingresos nos referimos a todas las entradas de dinero que tienes entre sueldo, prestaciones sociales, rendimientos de inversiones, pagos por la renta o venta de algún servicio o producto, entre otros. 

Por su parte, los gastos son todos aquellos compromisos financieros que debes cumplir periódicamente para subsistir: pagos de renta, gas, electricidad, internet, servicios de streaming, transporte, y todo eso que necesitas para mantener tu estilo de vida. 

Y, en cuanto al presupuesto, es un plan de gastos que debes desarrollar de acuerdo con los ingresos y egresos monetarios que tengas dentro de un periodo determinado. 

Puede ser semanal, quincenal, mensual o como se te haga más fácil. El truco aquí, es calcular el dinero que necesitas para cubrir todos tus gastos sin pasarte de la raya. 

Recuerda que, “si tu ego extiende cheques que tu bolsillo no puede pagar” es momento de recalcular tu presupuesto. 

Ahorros 

¿Llegaste a tener una alcancía? Si es así, recordarás su funcionamiento: depositabas una moneda de vez en cuando, y después de algún tiempo rompías tu alcancía, y ¡oh sorpresa! ¡muchas monedas!

Bien, pues en las finanzas personales los ahorros funcionan de la misma manera, sólo que en vez de una alcancía, en la actualidad puedes contar con una tarjeta de débito u otros mecanismos financieros para guardar tu dinero en un lugar seguro y sin riesgos. 

Ahorrar implica reservar una parte de tus ingresos para en un futuro darle diversos usos. Por ejemplo, puedes ahorrar para unas vacaciones en la playa, unos tenis nuevos, el regalo de mamá, o muchas otras cosas más.

No obstante, algo super importante de ahorrar son las emergencias financieras. ¿Te quedaste sin trabajo? ¡Tranquilo! tienes un fondo de emergencia para mantenerte en lo que encuentras otro, o ¿tu pantalla se estrelló? ¡Sin problema! Tienes para repararla o comprar una nueva.  

Inversiones

Si ahorrar es guardar 1000 pesos hoy, y tener esa misma cantidad de dinero mañana, invertir va más allá. Si inviertes 1000 pesos hoy, mañana tendrás 1000 pesos + 1, es decir, un dinero extra. Invertir suena bastante atractivo, ¿no?

No obstante, hay que saber cómo, cuándo y dónde invertir. Ya sea comprando acciones, inmuebles, vehículos, bonos; participando en fondos de inversión; e incluso, invirtiendo en nuestro propio negocio. 

La “magia” de generar dinero extra a partir del capital invertido nace de la rentabilidad. Toda inversión es rentable en mayor o menor medida, lo que quiere decir que genera una ganancia con el tiempo.

Entonces, a partir de ahora considera que tanto el ahorro como la inversión te ayudarán a alcanzar la libertad financiera que tanto buscas.

Recuerda, con el ahorro cubrirás imprevistos y objetivos, pero también será tu primer escalón para realizar tus primeras inversiones y hacer crecer tu dinero. 

La tecnología a nuestro favor

Mejorar las capacidades financieras para tomar mejores decisiones es indispensable para vivir en el mundo actual. Para ello, lo mejor es aprender constantemente sobre finanzas personales y utilizar lo que la tecnología nos ofrece.

De esta manera, podremos gestionar nuestro dinero con mayor eficiencia, comodidad y seguridad. Más fácil, ¡imposible!

La tecnología es nuestro nuevo superpoder: con un clic cambias de canción, mandas un mensaje, e incluso, haces una transferencia electrónica en segundos. ¡Aprovechala y úsala a tu favor! 

Alcanza la libertad financiera: cambia tu mentalidad, tus hábitos para gestionar tus finanzas y no dejes de informarte sobre temas de actualidad sobre finanzas personales.

Visita nuestro blog y conoce más temas de interés para que tus finanzas estén sanas y puedas lograr tus objetivos.

Categorías: Organizo mi dinero
Close Bitnami banner
Bitnami